Casi el 40% de lo que pagan los clientes en un restaurante son impuestos

(Argentina).- El dato surge del informe “Estudio Integral de la Carga Tributaria Argentina sobre el Sector de Restaurantes y Hoteles”, encargado por FEHGRA al Instituto Argentino de Análisis Fiscal y marca un nuevo récord en la presión tributaria sobre este sector.


Aehgar

El año 2014 habría marcado un nuevo récord en cuanto a la presión tributaria efectiva que ejercen los tres niveles de gobierno -Nación, Provincias y Municipios- mediante la recaudación de impuestos y tasas varias.

Se estima que el año cerraría con un nivel de presión tributaria cercano al 35% del PBI, evidenciando así un ligero crecimiento respecto a la presión registrada en el 2013 y acumulando una suba del 44% entre los años 2004 y 2014. En 2004 la carga tributaria consolidada, en porcentaje del PBI, fue del 24,1%, mientras que en 2014 ascendió a 34,7%.

Con el objetivo de evaluar en profundidad la carga tributaria global argentina que recae sobre la actividad de restaurantes y hoteles, a partir de un análisis de la legislación vigente en los tres niveles de Gobierno, el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF) elaboró, a solicitud de FEHGRA, un estudio integral.

El sector hotelería tiene en nuestro país una carga tributaria que promedia el 40,1% del precio de venta final del servicio, aproximadamente. 



En el caso de los restaurantes, se observa que aproximadamente un 38% del precio que paga el consumidor se origina en impuestos nacionales, provinciales y municipales, porcentajes solo marginalmente inferiores a los obtenidos para el rubro hotelería.

El principal componente del costo impositivo lo constituyen los aportes y contribuciones al régimen de seguridad social, con porcentajes que se ubican entre el 42% y el 52% del total, seguido por el impuesto a las ganancias y el impuesto a los ingresos brutos, que registran participaciones similares en torno al 20% cada uno. Los impuestos inmobiliarios muestran una importancia en torno al 12% del costo impositivo total. Finalmente, con un porcentaje del 4% cada uno, se ubican los impuestos municipales, el impuesto al cheque y la sobretasa a la distribución de utilidades. La carga tributari‚Äča puede variar según la localidad en que esté emplazado el establecimiento y su tamaño.

Para el análisis global de la carga tributaria, a los impuestos subnacionales analizados en los informes anteriores (Impuesto a los Ingresos Brutos provincial y Tasa de Seguridad e Higiene municipal) se agregarán los también subnacionales Impuesto Inmobiliario y Tasa de alumbrado, barrido y limpieza, y los siguientes del orden nacional: Impuesto al Valor Agregado- IVA-; Impuesto a las Ganancias (incluyendo la sobretasa a la distribución de utilidades); Aportes y Contribuciones a la Seguridad Social; e Impuesto a los Débitos y Créditos Bancarios.

En relación a la estructura del valor agregado del sector restaurantes se observa, según las estimaciones efectuadas en base a los parámetros utilizados en este año, que el sector gobierno se lleva el mayor porcentaje del valor agregado sectorial con un 51,6%, en tanto el componente personal registra una participación del 44,3% y los propietarios solamente el 4,1%.

Fuente: Gastronomiconet.com/FEHGRA/IARAF

Compartir

Revista Nro. 40

Revista Nro. 40

Ver todas las revistas

Síguenos!

Facebook Twitter